FEDERACION ESPAÑOLA DE MUNICIPIOS Y PROVINCIAS

20 Julio 2018

Llerena, centro administrativo de la Provincia de León, de la Orden de Santiago y sede del Tribunal de la Inquisición en Extremadura

Al suroeste de España, en la Baja Extremadura, se localiza Llerena, ciudad declarada Conjunto Histórico Artístico el 29 de diciembre de 1966, cabeza del partido judicial del mismo nombre y centro económico de la Comarca de la Campiña. Fue un importante núcleo urbano, político y administrativo entre los siglos XV y XVII, y centro artístico de primer orden, tanto que Rodríguez Moñino la llamó “la pequeña Atenas de Extremadura”. Francisco J. Mateos Ascacibar. Archivero Municipal de Llerena



Entre su patrimonio monumental destaca la Iglesia de Nuestra Señora de la Granada, en su origen de estilo mudéjar de la que hoy solo se conservan los dos primeros cuerpos de la torre. Una torre, de finales del XVI, se iza por encima del resto de edificios y es el emblema de la ciudad. La iglesia alberga la capilla del Prior, renacentista, y la de los Zapata, de estilo gótico- renacentista. Otro edificio destacado es la parroquia de Santiago Apóstol, de estilo hispano-flamenco.

Su época de máximo esplendor fue el siglo XVI, cuando llegó a contar con siete conventos y una gran actividad cultural. Un fuerte aumento demográfico hizo de Llerena el segundo mayor núcleo poblacional de Extremadura en 1591, detrás de Badajoz capital. A finales del siglo contaba con 8.300 habitantes. En 1640 Felipe IV le otorgó el título de Ciudad.

Siete eran los hospitales de Llerena. Hoy perviven el Hospital de San Juan de Dios, sede de la Biblioteca Publica y del Archivo Histórico Municipal, y el de Santa Catalina, antigua sinagoga. La ciudad acoge además numerosas casas señoriales blasonadas, así como varios palacios: el Maestral, el Episcopal y el Palacio de los Zapata. También destaca la cerca amurallada de la población, de la que se conservan numerosos torreones, puertas y paños almenados de muralla, algunos de ellos recuerdo de su origen árabe. Llerena tiene un patrimonio mudéjar de arquitectura civil único en la región.

En 1508 se instaló allí el Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición. La extensión de su jurisdicción incluía los obispados de Ciudad Rodrigo, Plasencia, Coria y Badajoz. Su proceso inquisitorial más renombrado fue el de los Alumbrados, año 1579.

Tras el decreto de suspensión de la jurisdicción religiosa que mantenían desde siglos las Órdenes Militares, en Llerena se produce el llamado “Cisma de Llerena", provocado por el clérigo don Francisco Maeso de la Fuente al no admitir acogerse a la jurisdicción del Obispado de Badajoz. El conflicto se resolvió en algo más de un año.

El archivo municipal de Llerena

Nuestro Archivo nace a la par que el gobierno municipal comienza su historia escrita. El Cabildo de Llerena cumple las pragmáticas de los Reyes Católicos por las que se ordena a los Corregidores disponer un arca en la que custodiar escrituras, privilegios y libros de leyes; así como hacer registros de los documentos e índices para su control. También asume lo dictado en la Real Cédula rimada en Valladolid por Carlos I en 1531, que añade la obligación de reconstruir los documentos, en caso de haberlos perdido, mediante copias.

A lo largo de los siglos ha cumplido las funciones administrativas y de testimonio judicial propias de la Administración Local del antiguo régimen y del moderno. Será bien entrado el siglo XX cuando, además de aquellas funciones, sirva para la investigación histórica y científica. En 1936 y a propósito del impulso regenerador de la II República, se nombra un archivero-bibliotecario municipal, que apenas si está unos meses en el cargo víctima de la guerra civil.

En la década de los ochenta, con la Junta de Extremadura, se comienza el tratamiento con técnicas archivísticas del fondo histórico. Los trabajos no tienen continuidad. Por esas fechas el fondo histórico es microfilmado. Será en 1996 con el nombramiento de un nuevo archivero municipal, cuando se retomen los trabajos técnicos de acuerdo a la archivística moderna. En 1997 el Ayuntamiento aprueba un reglamento para el Archivo pionero en la región.

El Archivo municipal dispone de dos depósitos de documentación con instalaciones modernas, amplias y suficientes. El Archivo administrativo se encuentra en las dependencias del Ayuntamiento de Llerena y el Archivo histórico en la antigua capilla del Hospital de San Juan de Dios, compartiendo espacio con la Biblioteca municipal. Asimismo, tiene un espacio para el tratamiento técnico de la documentación y otro para atender las consultas de historiadores y público.

El Archivo municipal se estructura en un sistema archivístico compuesto por:
  • Archivos de oficina: generados y mantenidos en diversos departamentos y negociados administrativos. Gestionan la documentación de hasta cinco años de antigüedad.
  • Archivo administrativo intermedio: gestiona toda la documentación municipal con una antigüedad de hasta 25 años.
  • Archivo histórico: gestiona la documentación de más de 25 años, así como de los fondos de protocolos notariales y de otras instituciones que depositaron su documentación en el Ayuntamiento.
  •  
  • El archivo municipal recoge documentación desde 1559 hasta nuestros días. Tiene dos grandes fondos correspondientes a dos instituciones: el del propio Ayuntamiento (1.929 legajos) y el de protocolos notariales (169 libros y legajos).

La documentación del Ayuntamiento se encuadra en dos grupos muy definidos: en primer lugar, las Actas del Cabildo (libros de Actas de Sesiones, en su mayoría bien conservados, desde el siglo XVI al XX). Y en segundo, otro conjunto integrado por libros, también en buena conservación y perfectamente encuadernados, de muy diversos temas de la vida de la ciudad: libros del Pósito, de arrendamientos, de amas de cría, de penas, salarios y propios, de alcabalas, de pagos..., referidos básicamente a los siglos XVI y XVII. La documentación municipal del siglo XX es más variada, con un mayor número de series documentales.

El fondo de protocolos notariales abarca desde 1577 hasta 1705. El resto de protocolos se encuentran en el archivo de protocolos del distrito notarial de Llerena.

Todos los servicios, recogidos en el reglamento del archivo y atendidos por el archivero municipal, son los siguientes:
  • Clasificación, inventario y catalogación, de acuerdo a la normalización internacional y las pautas de la Consejería de Cultura de la Junta de Extremadura. Todos los fondos están en el inventario en varios formatos (libro soporte papel, fichas soporte papel y base de datos informática). Existe un catálogo cronológico completo del siglo XVI y de parte del siglo XVII, y otro de toda la documentación real de 1556 a 1654.
  • Microfilmación: el fondo histórico municipal está digitalizado. El fondo notarial está microfilmado.
  • Préstamo de documentos: sólo se realiza a las dependencias y miembros de la Corporación, según se contempla en la legislación vigente.
  • Consulta de la documentación. Los ciudadanos tienen derecho a consultar directamente la documentación custodiada en el Archivo, sin más limitaciones que la derivada de la naturaleza del documento, del estado de conservación y aquellas otras determinadas por la ley.
  • Reprografía: Se permite la reproducción de los documentos salvaguardando su conservación e integridad.
  • Biblioteca auxiliar: Es de libre consulta y proporciona ayuda a los investigadores.
  • Extensión cultural: El Archivo municipal organizó a finales de la década de los noventa cursos de formación de auxiliares de archivos. Participa en la organización de las Jornadas de Historia en Llerena (desde el año 2000 hasta la actualidad) y su actual responsable pertenece a la Junta directiva de la Asociación de Archiveros de Extremadura, participando además en los grupos de trabajo para la redacción de un Modelo de Reglamento para Archivos Municipales de la Comunidad de Extremadura y en el Grupo de trabajo para la creación de un Cuadro de Clasificación de la Documentación municipal electrónica.

Tiene su web en http://www. bibliotecaspublicas.es/llerena/ enlaces.htm.
 
Contrato Zurbarán

Contrato Zurbarán

Carta Local nº 314, junio 2018.pdf