FEDERACION ESPAÑOLA DE MUNICIPIOS Y PROVINCIAS

22 Septiembre 2018

Sin nosotros, no será posible

Las ciudades y pueblos somos actores del futuro de la Humanidad, de la democracia y de la sostenibilidad del planeta. Dicho así suena grandilocuente, pero es tan real que ya ni siquiera la Organización de Naciones Unidas lo pone en duda. El derecho de los seres humanos a una vida digna, en sociedades integradoras y participativas y en condiciones medioambientales óptimas se alcanzará sólo si sus gobiernos más próximos, los Locales, entran en el tablero.



Nosotros ya lo sabíamos. Hace muchos años que decimos que alcanzar los retos globales empieza por llegar a ellos desde los espacios locales y ahora, más que nunca, es el momento de que los Gobiernos Nacionales tomen conciencia de que cumplir con sus compromisos a escala mundial exige también comprometerse con los ámbitos locales, recabar su participación, contar con ellos y permitirles impulsar políticas que ahora, por limitaciones competenciales, les están vetadas.

El horizonte 2030 fijado para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible está más cerca de lo que pensamos, y no podemos permitirnos fallar. Los Gobiernos Locales estamos comprometidos y queremos marcos nacionales e internacionales que nos den margen para actuar porque cualquier paso que se dé sin contar con nosotros no será un paso firme ni un avance consolidado.

El día a día de la política local es un aprendizaje permanente y una evaluación constante. Y queremos que sea así, porque de esta forma somos más eficaces a la hora de dar respuesta a las necesidades de nuestros vecinos. Pero, insisto, necesitamos herramientas, necesitamos competencias y financiación, y un marco legal estable que lo respalde.

Y si el horizonte 2030 es urgente, aún lo son más las pautas que den seguridad jurídica a cuestiones tan relevantes como las plusvalías. Trabajamos mano a mano con el Ejecutivo en este tema, pero necesitamos una respuesta rápida y eficaz, seguridad para nosotros y para los vecinos en un tributo tan importante como éste. Y, sobre todo, precisamos un marco financiero y fiscal adaptado a la modernidad. Queremos, cuanto antes, una nueva normativa de financiación local que aclare y defina todo aquello que ahora limita nuestra gestión. Y ésta seguirá siendo nuestra demanda. 
 
Carta Local nº 315, julio-agosto 2018.pdf