FEDERACION ESPAÑOLA DE MUNICIPIOS Y PROVINCIAS

19 Enero 2021

Los Gobiernos Locales, claves en la movilidad del futuro

Avanzar hacia una movilidad sostenible, segura y conectada es el objetivo principal de la Estrategia de Movilidad que prepara el Ministerio de Transportes y en la que los Gobiernos Locales, responsables de parte de las competencias, juegan un importante papel. A mediados de septiembre su titular, José Luis Ábalos, la explicó a la FEMP en una videoconferencia en la que participó una veintena de Alcaldes encabezados por el Presidente, Abel Caballero.



l futuro de la movilidad en nuestro país requiere del concurso y la cooperación de Administraciones y empresas. Así lo ha entendido el Ejecutivo y así queda recogido en la Estrategia de Movilidad Segura, Sostenible y Conectada 2030, un documento base que el Ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, junto a la Secretaria General de Transporte y Movilidad, María José Rallo, dio a conocer a la FEMP en el marco de un encuentro telemático. El Presidente de la FEMP, Abel Caballero, encabezó la veintena de responsables locales participantes, entre ellos, miembros de la Junta de Gobierno de la FEMP, representantes de los Ayuntamientos de Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia o Las Palmas de Gran Canaria, entre otros, y los Presidentes y Vicepresidentes de las Comisiones de Diputaciones, Cabildos y Consejos Insulares; Transportes, Movilidad Sostenible y Seguridad Vial; y Despoblación y Reto Demográfico.
 
Las Entidades Locales -al igual que las Autonómicas y el sector privado están llamadas a participar. En concreto, la colaboración de la FEMP fue solicitada por el Ministerio con fin de conseguir que las medidas recogidas en la Estrategia, “ayuden a aumentar la eficiencia de los recursos públicos, con el objetivo final de que la población rural y la de ciudades medias tengan las mismas oportunidades que la de las grandes urbes y afrontar también los retos que supone la concentración de población en ciudades grandes, dispersas y financieramente de difícil sostenibilidad”.
 
Así, el encuentro ha sido el punto de partida para la reflexión sobre la movilidad que precisan los municipios de nuestro país. Esa movilidad futura, segura, sostenible y conectada, se asienta sobre tres tendencias generales: además de la relativa a los cambios demográficos -población numerosa concentrada en grandes ciudades, frente a la despoblación y al envejecimiento que sufren ciudades medias y zonas rurales-, figuran el avance y generalización del uso de las nuevas tecnologías en la movilidad; y la sensibilidad con las cuestiones ambientales, la emergencia climática, la seguridad y la calidad de vida, lo que implica la descarbonización progresiva del transporte y la economía.
 
En el encuentro también se habló sobre la Agenda Urbana, la segunda de las grandes líneas que, junto a la Movilidad, guían la actuación del Ministerio. El Ministro Ábalos informó de la reciente firma del primer protocolo, con el Ayuntamiento de Castellón, y anunció que en las próximas fechas y conforme la situación sanitaria lo vaya permitiendo, está previsto continuar con la firma de los Protocolos de actuación con otros Ayuntamientos.
 
Con la Estrategia de la Movilidad y con la Agenda Urbana el Ministerio afronta un cambio de paradigma en su funcionamiento, y pasa de ser “un Ministerio centrado en la provisión de infraestructuras a planificar la movilidad en su conjunto”. Y esta planificación conjunta también supone tener en cuenta el reparto de competencias entre las diferentes Administraciones y su interrelación. 
 
La movilidad, un derecho 
 
La Estrategia diseñada desde el Ministerio y presentada a la FEMP parte de dos principios básicos: el primero, la consideración de la movilidad como un derecho, un elemento de cohesión social y de crecimiento económico; y el segundo, la colocación del ciudadano en el centro de todas las decisiones de los poderes públicos. Así, la política de movilidad ha de dar respuesta a las necesidades reales de los ciudadanos y, en materia de inversiones, deben priorizarse aquellas con mayor retorno social. En “cifras”, la Estrategia queda concretada en 8+1 ejes estratégicos, 40 líneas de actuación y 150 medidas, todo ello ajustado a un plazo de ejecución de las medidas a tres años.
 
La Estrategia de Movilidad Segura, Sostenible y Conectada se basa en los grandes compromisos internacionales, como los Objetivos de Desarrollo Sostenible, ODS, de las Naciones Unidas, y el Acuerdo de París, así como en los principios del Pacto Verde Europeo. También está alineada con las políticas nacionales, como la Agenda Urbana, el Reto Demográfico y el Marco Estratégico de Energía y Clima, según subrayó el Ministerio. En la Estrategia quedan englobadas todas las líneas de actuación y, dentro de estas, la ley de movilidad, que en julio fue sometida a consulta previa, como una de las herramientas principales para poder desarrollar los principios básicos de la Estrategia, explicó el Ministro.
 
Diálogo, Sistema Nacional de Movilidad y una Ley de Movilidad Sostenible
 
Una de las particularidades de la propuesta ministerial es su enfoque integrador. La movilidad del futuro contempla la participación de todos los sectores implicados y un diálogo abierto de movilidad. Este diálogo también será clave para ultimar la elaboración del anteproyecto de Ley de Movilidad Sostenible y Financiación del Transporte. Así, hasta el próximo 30 de octubre el Anteproyecto está abierto a consulta pública en la web del Ministerio. La consideración de la movilidad como un derecho, como un elemento de cohesión social y de crecimiento económico forman parte del espíritu de la ley, “y ello implica dar respuesta a los retos ambientales, tecnológicos, demográficos y urbanos que enfrenta nuestro país, colocando al ciudadano y a la movilidad cotidiana en el centro de las decisiones”, según subraya el MITMA. La Estrategia presentada contempla, además, la puesta en marcha de un Sistema Nacional de Movilidad inspirado, según se puntualizó, en otros “Sistemas Nacionales” como el de Salud o el de Dependencia. Su objetivo principal será consolidarse como órgano de coordinación y cooperación en materia de transporte y movilidad entre las administraciones con competencia en la materia. Uno de sus pilares, en el que la participación de la FEMP será plena, será el establecimiento de un Sistema de Información Global sobre Transporte y Movilidad, digitalizado y en tiempo real entre las Administraciones en España, cuya necesidad también se ha puesto de manifiesto en la gestión de la pandemia. 
 
 
Documentos relacionados

Documentos relacionados

Movilidad

Movilidad

Carta Local nº 341, diciembre 2020.pdf