FEDERACION ESPAÑOLA DE MUNICIPIOS Y PROVINCIAS

11 Agosto 2020

Barcelona impulsará una asociación mundial de ciudades inteligentes

La ciudad de Barcelona liderará la constitución de una asociación mundial de smart cities (ciudades inteligentes) con el objetivo de promover iniciativas en este nuevo ámbito de actuación y crear unos estándares globales para la implementación efectiva de los criterios que tienen que imperar en la construcción de las nuevas urbes. Esta idea se gestó durante la celebración de la primera edición de Smart City Expo & World Congress, entre los días 29 de noviembre y 2 de diciembre, en la Ciudad Condal.



Más de 50 ciudades de todo el mundo y casi 120 empresas participaron en este encuentro, que contó con 290 ponentes y expertos de primera fila llegados desde distintos rincones de todo el mundo. El Salón congregó a más de 6.000 asistentes, 2.000 de los cuales tuvieron la condición de congresistas. La internacionalidad del evento quedó demostrada con el porcentaje del 42,5% de participantes procedentes de fuera de España, de un total de 51 países de los cinco continentes. La segunda edición del Smart City Expo & World Congress está prevista para el mes de noviembre de 2012.

Anthony Townsend, Director de Investigación del Instituto del Futuro y uno de los mayores expertos internacionales en Ciudades Inteligentes, explicó la trascendencia de la cita de Barcelona señalando que Nos encontramos en un momento clave en el que la necesaria urbanización del planeta se completará durante la vida de nuestros hijos y sólo tenemos una oportunidad para llevarla a cabo de manera adecuada”, por eso es tan importante no cometer los errores urbanísticos del Siglo XX. Estas palabras encierran una de las principales conclusiones de las jornadas de trabajo, así como que las ciudades son el elemento ideal para implementar todos los cambios, puesto que su dimensión las hace más gobernable que los Estados y por el hecho de que en 2050 agruparán al 75% de la población.

No sólo esta idea protagonizó las intervenciones y los debates; también la que pone de manifiesto que las ciudades inteligentes son mucho más que tecnología o eficiencia energética. Son, también, economía y gobernanza, creación de nuevos negocios, innovación y puestos de trabajo; siempre con el ciudadano como centro de todo ello para una mejora en nuestra calidad de vida, tal y como apuntó Jordi Roca, representante de Accenture.

Infraestructuras invisibles

Los Ayuntamientos no son ”el problema” en la actual situación financiera de la Administración Pública española, según Eduardo Martínez Abascal, profesor del Departamento de Gestión Financiera en IESE, aunque para hacer realidad el concepto de ciudad inteligente hace falta dinero. Precisamente del dinero y de cómo emplearlo de la manera más eficaz debatieron los responsables municipales participantes en una sesión plenaria encargada de inaugurar Smart Spain. Bajo este nombre tuvieron lugar una serie de sesiones en las que se debatió el  concepto de ciudad inteligente y en cuya sesión inicial intervinieron los Alcaldes de Santander, Íñigo de la Serna, de Valladolid, Francisco Javier león de la Riva, y el primer Teniente de Alcalde de San Cugat (Barcelona), Jordi Pugneró.

 

Martínez Abascal centró la cuestión con algunos datos. “El aumento de la deuda por parte de la Administración Local durante los últimos tres años ha sido relativamente moderado en comparación con la generada por el Estado o por las Comunidades Autónomas”, afirmó, y recordó también que los Ayuntamientos españoles constituyen en su conjunto los únicos entes públicos que redujeron su gasto en el 2009 y las únicas Administraciones Públicas que han tenido superávit corriente durante los últimos años. El gasto medio por ciudadano de los Ayuntamientos oscila entre los 1.200 y 1.500 euros, una cantidad que, en opinión de Martínez Abascal, resulta muy baja teniendo en cuenta la cantidad de servicios de cercanía que ofrecen los municipios y el coste total del conjunto de gasto público invertido por cada español.

 

Para el Alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, estos números no evitan la que en su opinión es una urgente necesidad de restructuración de la Administración Pública española. “Existe desde hace años una duplicación de estructuras a la que ha llegado el momento de decir basta”, afirmó el Alcalde, quien demandó también el reagrupamiento de municipios así como una profunda revisión del papel de las Diputaciones. Josep Llobet, Vicepresidente Tercero de la Diputación de Barcelona, defendió el papel de estos Gobiernos Intermedios en la implementación de iniciativas vinculadas a la idea de ciudades inteligentes por parte de municipios que, por su tamaño y por la falta de las capacidades financieras y técnicas necesarias, no podrían llevar a cabo por sí mismos en solitario.

 

El Teniente de Alcalde de Sant Cugat opinó que no se trata tanto de discutir sobre el tipo de Administración Pública como sobre la eficiencia de su gestión. En relación al diseño de las ciudades del futuro, Pugneró vinculó esa eficiencia a un cambio de cultura entre los responsables de la cosa pública para los que la actual crisis va a suponer un punto de inflexión. “Durante los últimos años los políticos han basado sus iniciativas en infraestructuras visibles, grandes edificios cuanto más grandes mejor que dejaran huella física y evidente de su legado. Desde el 2007 eso ya no es posible. Es ahora cuando cobran sentido los proyectos de ciudad inteligente, invisibles a primera vista pero mucho más interesantes y beneficiosos para los ciudadanos”, explicó.

 

20.000 sensores en tres años

 

Iñigo de la Serna, Alcalde de Santander, presentó alguno de estos tipos de proyectos “invisibles” que ya han tomado forma en la ciudad cántabra y que tienen como principal objetivo una mayor eficiencia en la prestación de los servicios a los ciudadanos. Como por ejemplo, los incluidos en el programa “Santander Smart City”, que prevé la instalación de más de 20.000 sensores en la ciudad durante un periodo de tres años para obtener mejoras en áreas como la movilidad (gracias a la mayor facilidad para la localización de plazas libres de aparcamiento), el ahorro de agua basado en sistemas de riego inteligente, el control de tráfico, la creación de mapas ambientales que monitoricen aspectos como la intensidad lumínica o sonora, o tecnologías de realidad aumentada vinculadas al desarrollo del turismo.

 

Un programa similar presentado por el Alcalde de Valladolid destaca por configurarse como un proyecto conjunto con la ciudad de Palencia y por suponer una inversión que se paga por sí misma. Otro ejemplo es el proyecto “Ríos de luz”, un nuevo sistema de iluminación que ha reducido en un 45% los costes de alumbrado público de la zona de actuación y que incluso ha generado ingresos de un turismo que ahora pernocta mucho más en la ciudad para apreciar la nueva iluminación nocturna de los principales monumentos arquitectónicos de la ciudad castellana.

 
Documentos relacionados

Documentos relacionados

Smart City

Smart City

Carta Local nº 337 Julio Agosto 2020.pdf