FEDERACION ESPAÑOLA DE MUNICIPIOS Y PROVINCIAS

7 Diciembre 2019

Miguel Delibes de Castro, Biólogo

A los Alcaldes les pediría movilidad sostenible en las ciudades y más empleo verde.



2010 es el Año Internacional de la Diversidad Biológica. Declarar un “Año de.” ¿Es efectivo para una cuestión de este tipo?
Creo que es relativamente efectivo. Nunca está mal que se acuerden de la Biodiversidad como de otras cosas, aunque hay tantos “Años de…” que, al final la cosa se banaliza un poco. Eso sí, yo prefiero que lo haya.
 
Estar atravesando una crisis mundial ¿favorece o perjudica a la preservación de las especies?
La crisis económica podría aprovecharse para buscar una forma nueva de relación con el medio ambiente, pero la percepción que tengo es que no se está aprovechando, que nos da un poco de vértigo buscar soluciones diferentes o que no tenemos capacidad suficiente y, en realidad, tratamos de continuar con fórmulas clásicas que perjudican la conservación de las especies.
 
¿Nos preocupamos suficientemente de preservar nuestra diversidad biológica?
Suficientemente no, porque estamos perdiendo en gran medida. Sin embargo, hay bastante sensibilidad y la sociedad y las instituciones saben que en Europa somos probablemente el país con más biodiversidad, y que tenemos obligación de conservarla, y eso es complicado. Con frecuencia, cuando se trata de elegir entre desdoblar una carretera o hacer una vía de alta velocidad y preservar la biodiversidad, la mayor parte de la sociedad prefiere la alta velocidad o la autopista. Deberíamos concienciarnos más de que hay que hacer algún esfuerzo.
 
¿En Doñana se percibe el cambio climático
Los cambios estaban ocurriendo en la biología antes de que pudiéramos relacionarlo con el cambio climático global. Recuerdo siendo niño, hace más de cuarenta años, que mi padre se sorprendió de que las codornices no invernasen en África y se quedaran en Andalucía o Extremadura. Era un signo típico del calentamiento global. Las migraciones de las aves están cambiando. En Doñana se percibe también, porque invaden especies que son más propias de África y que antes no existían en la península ibérica; se nota también en los ciclos de las estaciones, como en toda España: las hojas de los árboles tardan más en caerse y salen antes: los inviernos se han acortado.
 
Biólogo de apellido literario ¿Compaginan bien las dos disciplinas o el apellido pesa?
Al ser mi padre un literato conocido tanto a mis hermanos como a mí nos preguntan cómo es que ninguno ha salido escritor; entonces explicamos que tenemos un cierto pudor a la hora de escribir literatura porque siempre se va a comparar, aunque sí escribamos en nuestras profesiones. En mi caso, además, está el nombre. Alguna vez he enviado un libro mío de aves a alguien y poco después he leído que “el escritor Miguel Delibes se pasa a la ornitología”; a los dos Miguel Delibes nos hace gracia. Mi padre siempre dice que fue un error ponerme su mismo nombre, pero cuando tuve un hijo, y pensé que no debía ponerle Miguel para no perpetuar la confusión, fue mi propio padre el que dijo que sí, que era obligado ponérselo, así que también se llama Miguel Delibes.
 
Puestos a pedir ¿qué demandaría a las instituciones?
Por una lado, mayor sensibilidad ante los temas ambientales y, por otro, formar a la sociedad en estos problemas. A veces las instituciones no hacen más porque la sociedad no lo pide suficientemente.
 
Y puestos a pensar ¿qué haría si el destino le convirtiese en Alcalde?
El destino sería malísimo, porque yo lo haría fatal. Eso sí a los Alcaldes les pediría algo que ya vienen haciendo: buscar la movilidad sostenible, más facilidad para desplazarse caminando por las ciudades o más carriles bici; hace años leí que los españoles éramos los europeos que más usábamos el coche para desplazamientos de menos de 2 kilómetros y me produjo un poco de vergüenza que los noruegos, por ejemplo, con tanto hielo, caminen más que nosotros. También pediría a los Alcaldes que promovieran más empleo verde plantando árboles y mejorando zonas verdes.
 
Miguel Delibes de Castro

Miguel Delibes de Castro

Carta Local nº 329, noviembre 2019.pdf