FEDERACION ESPAÑOLA DE MUNICIPIOS Y PROVINCIAS

15 Diciembre 2019

Contra la violencia de género, unidad plena

Trabajo coordinado de todos los actores implicados, mejores herramientas para detectar riesgos y profesionales más preparados para prevenir e intervenir son la base de un sistema reforzado contra la violencia de género y sus manifestaciones más extremas que, impulsado desde el Ministerio del Interior, cuenta con la participación todos los actores de esta lucha. La FEMP es uno de ellos. Las policías locales y los servicios sociales municipales vuelven a jugar, por su proximidad a víctimas y agresores, un papel insustituible.



La Secretaria de Estado de Seguridad, Ana Botella, en el transcurso de una reunión de coordinación el pasado 10 de octubre, pedía no acostumbrarse a la violencia de género, no resignarse. En la mesa, sentados, el Ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y una treintena de representantes de todas las partes implicadas: la Secretaría de Estado de Igualdad, el Ministerio de Justicia, la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, Fiscalía de Sala de Violencia de Género, Observatorio contra la violencia doméstica y de género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), la Comisión de Igualdad este órgano, Instituciones Penitenciarias, Policía Nacional, Guardia Civil, los Cuerpos de Policía autonómicos de País Vasco, Cataluña y de la Policía Foral de Navarra. Y también la FEMP, porque el trabajo de los Servicios Sociales municipales y de las Policías Locales es fundamental por su cercanía a los ciudadanos, también en este ámbito.

El objetivo, trabajar contra la violencia de género desde una estructura reorganizada que incluye a todos los actores. Se trata de una unidad específica que aglutina y coordina todos los recursos disponibles bajo una única dirección, la de la Comisaria del Área de Violencia de Género del Ministerio del Interior, Marina Rodríguez.

La lucha contra este tipo de violencia se verá reforzada, además con nuevos mecanismos para mejorar la prevención y la protección de las víctimas y con una Instrucción del Ministerio para mejorar la competencia, competitividad y formación de los agentes y especialistas que se encuentran al cargo de estos servicios.

Prevenir las agresiones

Según coincidieron todas las partes presentes, el último año ha resultado especialmente dramático en cuanto a asesinatos de mujeres y menores, una cuestión que ha llevado a los especialistas a profundizar aún más a la hora de valorar el riesgo que representan los agresores. El sistema de Seguimiento Integral en los casos de Violencia de Género, VioGen, implantado en numerosos servicios y organismos, cuenta con la información aportada por más de medio millón de casos y ya ha realizado más de 3,4 millones de valoraciones de riesgo para las víctimas. Dichas valoraciones, basadas en el análisis de los datos aportados por cuestionarios, se realizan desde dos perspectivas: una, la Valoración Policial del Riesgo, VPR, y otra, la Valoración Policial de Evolución del Riesgo, VPER.

En el marco de la reunión, y de cara a hacer más precisas esas valoraciones, se dio cuenta de las mejoras incluidas en los cuestionarios y posteriores análisis de VPR y VPER, nuevos indicadores que elevan la valoración de riesgos en función de cuestiones como la edad del agresor (y sus probabilidades de reincidencia) o la vulneración de los dispositivos telemáticos (si se los ha quitado o no), por ejemplo. Con ello, se busca, sobre todo, mejorar la predicción de homicidios de mujeres y menores.

La Secretaria de Estado señaló que con la información recabada anteriormente resultaba más difícil deducir la probabilidad de homicidio. Ahora, sin embargo, “la alarma detectada se introducirá en el atestado e irá a las instancias judiciales”. Los nuevos cuestionarios permitirán también afinar más en la detección de la vulnerabilidad de la víctima y de los menores, alertas que también se harán llegar a los instructores judiciales “para que sepan que hay riesgo para los menores y cuenten con ello a la hora de dictar las correspondientes medidas cautelares”.  

FEMP, el valor de la proximidad

La FEMP estuvo representada en la convocatoria por su Secretario General, Carlos Daniel Casares, que en su intervención puso de manifiesto el compromiso de los Gobiernos Locales contra la violencia de género y, en especial, el valor de la proximidad porque, dijo “víctimas y agresores viven en los municipios”.

Casares, que valoró de manera muy especial el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, mostró la plena disposición de la Federación a colaborar y abogó por el trabajo conjunto en el marco de un nuevo Convenio con el Ministerio del Interior que actualice e implemente el suscrito en 2007.

También se refirió al papel de los Servicios Sociales municipales, profundos conocedores de las situaciones de riesgo que existen en numerosos entornos, y de las policías locales: “los casi 70.000 agentes de proximidad que también trabajan en red y que colaboran con esos servicios sociales”, explicó.
 
Documentos relacionados

Documentos relacionados

Violencia de género

Violencia de género

Carta Local nº 329, noviembre 2019.pdf