FEDERACION ESPAÑOLA DE MUNICIPIOS Y PROVINCIAS

22 Septiembre 2018

La FEMP satisfecha pero “vigilante” ante las propuestas económicas de Hacienda

El 27 de febrero, más que nunca, la unión municipalista hizo la fuerza. Una cumbre de casi tres centenares de responsables locales, la primera de estas características reunida en su sede, daba su respaldo unánime a los compromisos alcanzados con el Gobierno en la jornada anterior, en relación con el uso del superávit, la financiación local, la regla de gasto y la reposición de efectivos. Un hito en la historia de la Federación que acogía con satisfacción la receptividad del Ejecutivo con sus demandas, que mostraba la fuerza de su unidad y que aseguraba que “estaría vigilante” al cumplimiento de los compromisos, uno de los cuales, el respaldo normativo mediante Decreto Ley para el uso del superávit, quedaba emplazado a 20 días.



Ante un aforo de Alcaldes, Alcaldesas y electos locales de toda España, el Presidente Abel Caballero explicaba que, en un plazo de 20 días (antes de que finalice este mes de marzo), estaría disponible un Decreto Ley que haría posible la inversión del superávit local de 2017 –más de 5.000 millones de euros- a lo largo de 2018 y hasta abril de 2019, y anunciaba que ese mismo día, desde la FEMP, se iba a remitir al Ministerio de Hacienda un listado con los diferentes sectores de gestión local en los que invertir sus remanentes. Sectores tales como infraestructuras de educación, sociales, culturales, deportivas, de seguridad y protección civil, infraestructuras para la recogida y tratamiento de residuos, vehículos para servicios de seguridad y protección civil, equipamiento para dependencias municipales y fomento del empleo, forman la propuesta de la FEMP para ampliar las limitaciones marcadas por el concepto “financieramente sostenibles” recogido en la normativa sobre Haciendas Locales.

Así se había acordado en la reunión que el Presidente y los Vicepresidentes de la FEMP, Cuca Gamarra y Aníbal Vázquez, habían mantenido con el Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y los Secretarios de Estado, el día anterior, una reunión desarrollada en un clima “agradable y amable” en la que, además, la representación municipalista obtuvo una respuesta favorable a todas sus demandas en materia económica: reinversión del superávit, techo de gasto, negociación del nuevo modelo de financiación local y tasa de reposición de efectivos locales.

Para Abel Caballero, la respuesta del Ejecutivo se debió a dos factores, por un lado a la reunión inminente de “cientos de Alcaldesas y Alcaldes representando a millones de ciudadanos”, y por otro, al hecho de que esas demandas estaban formuladas desde “la fuerza moral que da el ser la única Administración que en los últimos cinco años cumplió todos los criterios europeos en nuestra financiación”.

La Cumbre de Alcaldes fue, además de una muestra de la unanimidad de opinión municipalista, un evento único: era la primera vez que se convocaba una reunión de estas características en la FEMP “con un número elevado de alcaldes y alcaldesas convocados, que pudieron participar sin ninguna limitación a las intervenciones”.

Un decreto ley para la inversión del superávit


Y en ese foro, con el respaldo municipalista, se dio cuenta de los acuerdos y compromisos de la jornada precedente en la reunión con el Ejecutivo. La fórmula del Decreto Ley, aplicada por ser la más rápida en su tramitación, era la única que ajustaría, en palabras de Caballero, “los plazos políticos”, que se acortan en estos ejercicios por la convocatoria y posterior celebración de elecciones municipales en junio de 2019, permitiendo invertir el remanente en actuaciones a ejecutar hasta abril de ese año.

A falta de una ley de Presupuestos Generales del Estado que permita prorrogar a tiempo la disposición que el pasado año hizo posible la inversión del superávit de 2016, la fórmula del Decreto Ley, aplicada por primera vez a estos efectos, se impone como la más adecuada y, sobre todo, en la medida que el Gobierno marcaba un plazo de 20 días para su elaboración y puesta en marcha, abría la posibilidad que el Presidente apuntó de “estar vigilantes” al cumplimiento del compromiso. “Tenemos que permanecer vigilantes para que se cumplan esos acuerdos y compromisos. No podemos dejar de mostrar nuestra determinación”, aseguraba, ante el acuerdo y respaldo de la Cumbre municipalista a esta propuesta.

Buenas perspectivas para el resto de las demandas

La reinversión del superávit fue la principal, pero no la única de las demandas que la representación local planteó al Ministro Montoro. La carpeta reivindicativa de la FEMP también contenía otros temas, como la negociación en paralelo de la financiación local y autonómica, la flexibilización de la regla de gasto y la tasa de reposición de efectivos locales.

“La Administración Local, la más cumplidora, la que con su superávit contribuyó a la economía nacional con medio punto de PIB, la que con sus resultados ajustó y mejoró los objetivos de deuda, déficit y techo de gasto, está siendo peor tratada que otras Administraciones que han incumplido”, subrayó el Presidente ante la Cumbre de Alcaldes.

Y explicó que “el actual modelo de techo de gasto fomenta el despilfarro porque obliga a gastar, y nosotros lo que queremos, si podemos, es ahorrar, pero si ahorras no tributas y si no tributas, te penalizan”. Los argumentos de la Federación ante el Ejecutivo añadían a éste la necesidad de “un techo de gasto racional y que fomente el ahorro” y la urgencia por retomar los trabajos para avanzar hacia un modelo de techo de gasto más eficiente. El Ministerio se comprometió a reactivar de nuevos esos trabajos

En la cumbre de Alcaldes también se valoró de forma muy positiva el anuncio de Hacienda de emprender en paralelo las negociaciones de la financiación Autonómica y Local. “Es la primera vez en la historia de la democracia en la que la financiación local entra en la agenda de las financiaciones con la financiación autonómica” aseguraba el Presidente, y en referencia a la cumbre de Alcaldes reiteraba que “esto es un logro de esta reunión, esto se consigue a través de estar aquí y decir al Gobierno de España que tenemos que ir conjuntamente Comunidades Autónomas y Ayuntamientos porque, si no, ya sabemos lo que va a pasar, los recursos se quedarán en las Comunidades Autónomas”.

Tasa de reposición

Otro de los puntos abordados con en el Ministro Montoro, del que dio cuenta el Presidente a los asistentes a la Cumbre, fue el relativo a la tasa de reposición. “Somos una administración eficaz pero queremos ser extremadamente eficaz y eso significa que necesitamos efectivos profesionalizados”, explicó, y recordó que la Local fue la Administración que perdió mayor número de efectivos, más de 100.000, durante los últimos años “y necesitamos recuperar niveles de efectivos para el año 2018 y para estar en el nivel de la complejidad que tiene actualmente la administración local para dar respuesta a las necesidades de los ciudadanos”.

En este sentido, destacó la respuesta favorable obtenida del Ejecutivo que también emplazó a la negociación correspondiente de la Mesa de la Función Pública.

Despoblación


En la Cumbre también se habló de despoblación. Los asistentes coincidieron en subrayar el esfuerzo “titánico” de los pequeños Ayuntamientos para mantener la población fijada al territorio, una cuestión “muy importante porque se trata –dijo el Presidente- de la cobertura del territorio, que sufre una importantísima tensión de despoblación”. Concluyeron que “hay que dedicar recursos a los pequeños Ayuntamientos para asegurar la permanencia de la población en el territorio. Y si esto no se hace, después de la desertización humana vendrá la desertización medioambiental. Por eso nosotros vamos a poner también el énfasis de la necesidad de atención financiera a pequeños Ayuntamientos”.

Una cumbre participativa y participada

Tras la intervención del Presidente, y en el marco del carácter excepcional y único de la cumbre (a la que fueron convocados los miembros de la Junta de Gobierno y el Consejo Territorial de la FEMP, los miembros de los órganos de gobierno de las Federaciones Territoriales de Municipios y Provincias, Presidentes de Diputaciones, cabildos y Consejos Insulares y Alcaldes de municipios con más de 50.000 habitantes), los asistentes manifestaron sus propuestas y opiniones. De todas ellas, se desprendió un apoyo unánime del que damos cuenta en las páginas anexas.
 
Documentos relacionados

Documentos relacionados

Asistentes a la Cumbre

Asistentes a la Cumbre

Carta Local nº 315, julio-agosto 2018.pdf