FEDERACION ESPAÑOLA DE MUNICIPIOS Y PROVINCIAS

7 Diciembre 2019

Detalle Entrevista

Histórico de Chats

“Necesitamos un mayor impulso en medidas de conciliación”

Vanessa Polo Gil Alcaldesa de Las Gabias (Granada) Presidenta de la Comisión de Igualdad

 

 

 “Necesitamos un mayor impulso en medidas de conciliación”

 

 

 

¿Estamos avanzando suficientemente en la igualdad real entre hombres y mujeres?

 

En los últimos años ha habido grandes avances en esta materia, leyes como la de Igualdad o Contra la Violencia de Género han hecho que consigamos ese avance. Pero la verdad es que siguen existiendo grandes problemas de desigualdad en nombre del género que sufren las mujeres a diario. Por ello debemos seguir dotándonos de recursos para que esa igualdad que todos pretendemos se materialice en la práctica, porque, si no estamos atentos, se puede retroceder con mucha facilidad. La Igualdad está algo más cerca pero todavía muy lejos.

 

 

 

¿La crisis está condicionando el proceso?

Sí, sin duda, desgraciadamente está obstaculizando ese avance. La crisis esta siendo la justificación, especialmente en materia laboral, para eliminar los avances sociales logrados con mucho esfuerzo. Los progresos que a lo largo de muchos años de desarrollo social se han conseguido están siendo amenazados.

 

 

 

 

 

¿Hay riesgos de retroceso?

Sí, principalmente en materia laboral. Las nuevas reformas han hecho que seamos las mujeres las grandes perjudicadas, además de dificultar los derechos que se venían incorporando a los Planes de Igualdad en los Centros Laborales. Aunque se ha avanzado mucho en materia de derecho laboral, las mujeres en estos momentos somos las que más difícil lo tenemos.

 

 

 

¿En qué aspectos?

Aspectos como el cuidado del hogar y la familia, donde las mujeres contribuyen al desarrollo económico del hogar, pero los hombres no terminan de asumir su responsabilidad en el ámbito privado. Necesitamos un mayor impulso en medidas de conciliación.

 

 

 

¿Qué pueden hacer los Gobiernos Locales?

Lograr la Igualdad real entre hombres y mujeres es fundamental para el equilibrio vital de las personas, pero debe ser una tarea de todos. Debemos empezar por la Administración más cercana a la ciudadanía, por los Ayuntamientos, que además somos los que más hacemos en este sentido, diseñando programas de conciliación, fomentando el asociacionismo, creando proyectos de conciliación ciudadana o talleres educativos.

 

 

 

¿Tienen los recursos suficientes?

No, la financiación local es un tema de debate que hay que abordar y acometer con gran celeridad. La ciudadanía nos exige que le demos respuestas a sus demandas, pero no contamos con los medios económicos suficientes para ello.

 

 

 

¿Cree que está funcionando bien la cooperación entre instituciones?

 

Aunque todo es mejorable, considero que sí. Son muchos los programas que se desarrollan conjuntamente entre Administraciones Públicas, especialmente entre la Administración Local y Comunidad Autónoma. Un ejemplo de ellos son los CIM, Centros de Información a la Mujer, donde se desarrollan las políticas de igualdad en el ámbito local, que marca la Comunidad Autónoma, donde hay una estrecha coordinación entre las Técnicos Municipales y la Consejería de Bienestar Social e Igualdad en asuntos como la Violencia de Genero, programas de empleo, etc...

 

 

 

¿Sigue habiendo un “techo de cristal” en el avance hacia la paridad real?

 Sí, aún sigue existiendo. Desgraciadamente el acceso a los puestos directivos, a pesar de que las mujeres hoy somos las que mayor índice de formación tenemos. Pero, incluso con ese alto nivel de preparación, la realidad no se corresponde con la presencia de más mujeres en los puestos de responsabilidad. A pesar de la Ley de Igualdad, en la práctica no se está ejecutando.

 

Su primer reto…

…..luchar contra el desempleo.

 

¿A quién admira?

 A todas aquellas mujeres que a lo largo de la historia han conseguido con su lucha el que hoy tenemos más derechos y oportunidades.

 

¿Cuáles son sus héroes en la vida real?

 Mis padres.

 

¿De qué se arrepiente?

 De nada.

 

¿De qué está más orgullosa?

 

 De trabajar día a día por conseguir un mejor bienestar para mis vecinos y vecinas.

 

¿Por qué y hasta moriría?

 Por mi familia.

 

Cuando no trabaja…

 Leo.

 

Pecado confesable.

Las patatas fritas.

 

Si no fuera Alcaldesa…

Seria Abogada.

 


 
Carta Local nº 329, noviembre 2019.pdf